Cómo eliminar las pulgas en nuestras mascotas

Cómo eliminar las pulgas en nuestras mascotas

Las pulgas son pequeños insectos de cuerpo aplastado y color marrón rojizo. Tanto por su diminuto tamaño como por su impresionante agilidad (¡son capaces de realizar saltos de hasta 38 veces su propia longitud!) son muy difíciles de localizar y eliminar. Además, poseen un cuerpo extremadamente duro, por lo que tratar de matarlas pisándolas o aplastándolas entre los dedos es básicamente inútil.

Este parásito supone un grave problema de salud tanto para nuestras mascotas como para nosotros. Se alimentan de la sangre de sus huéspedes y su picadura puede generar una reacción alérgica en la piel, provocando continuos rascamientos y heridas. Además, aunque es extremadamente difícil que suceda en países avanzados, las pulgas pueden ser vectores de transmisión de la peste bubónica y el tifus. Las que padecen nuestras mascotas por lo general simplemente serán un vehículo de transmisión de tenias.

¿Cómo eliminamos estos perjudiciales insectos?

Cada pulga hembra puede poner unos veinte huevos al día, que eclosionarán entre dos y catorce días después. La plaga, por tanto, se puede expandir de manera rápida y silenciosa. La forma de eliminar esta invasión es atacar cada una de las fases por las que pasa la pulga en su ciclo vital: huevo, larva, pupa y adulto. La manera más efectiva de lograrlo es mediante la aplicación de pipetas a nuestras mascotas, pero sin embargo en determinados casos no es posible su aplicación :si nuestra mascota tiene alergia a las picaduras de las pulgas no es aconsejable el uso de pipetas.

Con o sin pipetas, bañar a nuestra mascota con un champú desparasitario ayudará en gran medida a eliminar estos molestos inquilinos. Si se usa este método junto con la pipeta hay que tener en cuenta que no se deberá bañar a nuestro perro o gato hasta pasadas 48 horas de la aplicación de la pipeta, o esta será inútil. Otras maneras de deshacernos de estos insectos pasará por el uso de pastillas o collares antiparásitos. En Royalvet estudiamos cada caso particular y ofreceremos la solución que mejor se adapte.

Por último, no basta con eliminar las pulgas y huevos que tenemos en casa: también se ha de procurar que no entren de nuevo o nos veremos una vez más en la misma situación. Aunque nuestra mascota no salga de paseo puede que nosotros mismos las traigamos adheridas, así que habrá que limpiar esmeradamente tanto nuestra ropa y zapatos como sobre todo la ropa, juguetes y complementos de nuestras mascotas. Únicamente siendo muy meticulosos con la higiene conseguiremos eliminar a estos indeseados huéspedes.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar