Las Pulgas. ¿ Porque no consigo eliminarlas ?

¿QUÉ SON LAS PULGAS?

Las pulgas adultas son insectos de color marrón rojizo con el cuerpo aplanado y de diminuto tamaño, por lo que son difíciles de detectar.

Las pulgas no tienen alas, pero poseen una capacidad de salto increíble, pudiendo llegar fácil y rápidamente desde el suelo hasta el individuo que pase por su lado.

Las pulgas se alimentan de sangre, Las hembras son capaces de ingerir diariamente 15 veces su peso corporal. Las llamadas “heces de pulga” que a menudo vemos por la zona lumbar de nuestro animal, están compuestas por sangre no digerida secretada por la pulga con el fin de servir de alimento para sus larvas.

¿SON LAS PULGAS UN VERDADERO PELIGRO PARA LA SALUD DE NUESTROS ANIMALES?

Las pulgas pueden presentar una grave amenaza para la salud tanto nuestra como la de nuestras mascotas.

• Juegan un papel muy importante en la transmisión de tenias (dipylidium caninum). Está tenia vive en el intestino de perros y gatos, los huevos son eliminados en los segmentos de la tenia por la heces. Las larvas de pulgas, se alimentan también de estas heces pudiendo ingerir los huevos de la tenia. La larva de la pulga, va evolucionando hasta convertirse en adulta con la forma inmadura de la tenia en su interior. Cuando el animal se rasca con la boca, esta pulga es ingerida y la tenia queda libre en el aparato digestivo del animal. Por ello nuestro interés en desparasitar a nuestras mascotas de forma periódica, tanto interna como externamente. Todos los parásitos internos y externos pueden transmitirse a las personas.

• Provocan importantes lesiones cutáneas. Muchos perros y gatos son alérgicos a la saliva de la pulga, una simple picadura ocasiona una reacción de picor exagerada. Se vuelven nerviosos, intranquilos y no paran de rascarse, morderse y arañarse, provocándose importantes heridas que se infectan. La infección ( pioderma ) también pica. A esto se le denomina “DAPP” Dermatitis alérgica a la picadura de pulgas. La base del tratamiento de esta Dermatopatía radica en el control de pulgas. Por mucho que demos antibióticos y curemos las heridas, el problema no desaparecerá si no terminamos con las pulgas, que seguro están aunque no las veas.

• Infestaciones severas de pulgas pueden causar anemia, especialmente en los cachorros o perros adultos debilitados.

Y PARA NOSOTROS, ¿PUEDEN SER UN PROBLEMA PARA NUESTRA SALUD?

Si, las pulgas también plantean problemas para salud pública humana. En casa vivimos con nuestros perros y gatos, por lo que podemos sufrir picaduras por ellas y padecer una reacción alérgica: Por lo general, aparecen lesiones pequeñas y elevadas, llamadas pápulas, que pueden ser de color rojo a púrpura. La severidad puede variar, dependiendo de la gravedad de la alergia a la picadura de la pulga. O pueden también transmitirnos enfermedades infecciosas como La Ricketsiosis (llamado comúnmente tifus), fiebre tifoidea o la Peste Bubónica causada por Yersinia Pestis, bacteria que vive de forma habitual en las ratas y es transmitida a las personas por picaduras de pulgas.

¿CUÁL ES EL CICLO DE VIDA DE LAS PULGAS?

Las pulgas son insectos holometábolos, es decir, tienen metamorfosis completa y pasan por un completo ciclo vital consistente en huevo, larva, pupa y adulto. El periodo en que se completa el ciclo de huevo a adulto varía de dos semanas a ocho meses dependiendo de la temperatura, humedad, alimento y especie. Normalmente, tras alimentarse de sangre, la hembra deposita entre 40 y 50 huevos por día, hasta unos 2000 huevos en toda su vida, casi siempre sobre el hospedador. Los huevos depositados sueltos en el pelaje caen en su mayor parte por todos sitios, especialmente donde el hospedador descansa o duerme. (alfombrillas, alfombras, muebles tapizados, cajas del perros y gatos, perreras, cajas de arena, etc.)


Los huevos se abren de entre dos días a dos semanas después, saliendo larvas que se refugian en las grietas y hendiduras del suelo, a lo largo de los rodapiés, bajo los bordes de las alfombrillas o en muebles o camas. El desarrollo a la intemperie tiene lugar en suelos de arena y grava (cajas de arena húmedas, bajos de las casas sucias, bajo los arbustos, etc.) donde el hospedador puede descansar o dormir. La arena y grava son muy adecuadas para el desarrollo larvario.
Las larvas son ciegas, evitan la luz, pasan por tres mudas larvarias y tardan de una semana a varios meses en desarrollarse. Su alimento consiste en sangre digerida de las heces de pulgas adultas, piel muerta, pelo, plumas y otros restos orgánicos (las larvas no chupan sangre.) Las pupas maduran al estado de adultos dentro de un capullo de seda tejido por la larva, al que se adhieren pelo de las mascotas, fibras de las alfombras, polvo, trozos de hierba y otros restos. En alrededor de cinco a catorce días emergen las pulgas adultas o pueden permanecer en reposo en el capullo hasta 350 días hasta detectar vibración (movimiento de personas o mascotas), presión (el animal hospedador apoyado sobre ellas), calor, humedad o dióxido de carbono (significando que una potencial fuente de sangre está cerca). La mayoría de las pulgas pasa el invierno en el estado de larva o pupa con mejor supervivencia y crecimiento durante inviernos cálidos y húmedos y la primavera. La pulga adulta comienza a producir huevos 24 48 tras la primera toma de sangre

¿POR QUÉ LAS PULGAS SON TAN DIFÍCILES DE CONTROLAR?

Cómo hemos dicho anteriormente, las pulgas adultas pueden producir de 40 a 50 huevos por día, por lo que pueden convertirse en una plaga importante en su casa de forma muy rápida; Además hay que tener en cuenta que tendremos adultos sobre el animal y huevos y pupas repartidos por toda la casa, que son mucho más resistentes y pueden permanecer hasta 350 días sin eclosionar esperando el momento adecuado para hacerlo.

Normalmente controlamos las pulgas usando productos muy efectivos sobre el perro o el gato, pero si el animal está muy parasitado, tenemos que tener en cuenta que nuestras pulgas hembras han estado poniendo huevos desde el primer día a un ritmo de 40 – 50 huevos/ día, con lo que en nuestra casa habrá numerosos huevos, larvas y pupas por todas partes. Y que además, esas pupas pueden estar sin eclosionar todo un año, a la espera de que llegue el momento ideal.

Por eso es también muy importante desinfectar el entorno al mismo tiempo que tratamos las pulgas en nuestra mascota.

Si durante todo el año, ya sea invierno o verano, mantenemos nuestra pauta mensual de pipetas o pastillas contra pulgas, evitaremos que nuestra mascota padezca la parasitación y podremos disfrutar de un hogar limpio de pulgas.

MI MASCOTA NO TIENE PULGAS Y NO SALE A LA CALLE.
¿DEBO TAMBIEN DESPARASITARLA?

Hay que tener en cuenta, que aunque nuestra mascota no salga a la calle, muchas veces, somos nosotros los que portamos las pulgas en los pantalones. Al llegar a casa, saltan al pelo del perro o gato y ya empezó el desastre.

Además si hay pulgas, acordaros, hay tenias, así que para una mejor salud de nuestros peludos y de nosotros mismos debemos desparasitar internamente cada dos o tres meses y externamente cada mes. Ya sea invierno o verano.

En perros atópicos/alérgicos ¡mucho ojo!, una simple picadura de una pulga ocasiona un importante empeoramiento de sus síntomas alérgicos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar